pizarras-blancas.es foto 3

Seguro que muchos de vosotros sois padres, y seguro que estáis en la misma situación que yo cuando llega el verano, las vacaciones se convierten en un autentico problema cuando los padres no tenemos más remedio que trabajar, ya que no sabemos dónde ubicar a nuestros hijos. Es por eso que yo en mi empresa solicito en las vacaciones de verano trabajar desde casa, y nunca me han puesto impedimento alguno, la verdad que me da mucha más libertad ya que no tengo que depender de nadie para que los cuide. En principio solo fue una idea que no dude en poner en práctica y a mis jefes no les importo, al final el trabajo que yo hago da igual hacerlo en la oficina o en mi casa lo importante es que cada día esté hecho. No lo pensé dos veces por lo que la habitación de la plancha la acondicione como oficina, donde pude poner todo lo que necesitaba cada día, de esa manera mis hijas no tenían que madrugar y yo podría ponerme a trabajar en cualquier momento aunque ellas estuvieran durmiendo.

Por supuesto los niños se acaban aburriendo da igual que estén en su casa con sus cosas que estén en una escuela de verano o que estén con los abuelos, creo que va en su naturaleza el aburrirse y hacen que te des cuenta enseguida. Los padres debemos estar provistos de millones de estrategias para que esto no suceda y estén todo el día dándote el coñazo, yo en mi caso fui previsora, a la mayor le gustan mucho los videojuegos y de una manera dosificada la dejo jugar a la videoconsola, durante ese rato puedo adelantar bastan te trabajo sin que me molesten en absoluto, la pequeña en cambio no ,le gustan mucho los videojuegos, ella apunta ya maneras y dice que quiere ser profesora por lo que ni corta ni perezosa me fui y le compré una pizarra con patas con tizas de colores, coloca a sus muñecas alrededor y no duda en enseñarles todo lo que ella sabe. Debemos buscar maneras en las que no pasen mucho tiempo sin hacer nada, por cierto repasar lo aprendido también forma parte de su rutina, es mucho tiempo sin cole y no debemos permitir que todo quede en el olvido, seguro que vosotros hacéis lo mismo con vuestros retoños, si no espero que me aconsejéis siempre viene bien.