El proceso de una ruptura matrimonial suele ser bastante doloroso para las partes involucradas. Separarte de la persona que elegiste para compartir el resto de tu vida es una travesía dura y desafiante. Además, el divorcio suele implicar montones de desacuerdos que complican la etapa de superación.

Los problemas de custodia, abogados, infidelidades, repartición de bienes y entrega de pruebas son largos y costosos. Por si fuera poco, debes de sortear todas estas dificultades en medio del caos y la incertidumbre; por ello, tenemos algunas sugerencias para hacer de tu situación un poco más llevadera.

Sugerencias

  • Busca apoyo: No tienes que enfrentarte a la ruptura matrimonial sin ayuda de nadie. Reunirte con tus amigos y verte con tus familiares te ayudará a encontrar el soporte que tanto necesitas. No le des la espalda a tus seres queridos, ya que las personas que de verdad te aprecian estarán allí para ti.

 

  • Pasatiempos: Encontrar distracciones en las actividades que te apasionan es un medio excelente para olvidarte de tus pesares. Iniciarte en esas clases que siempre quisiste hacer, retomar talleres o volver a los clubes que frecuentabas te servirá de mucho. Sólo busca ese algo que puede ayudarte a seguir.

 

  • Terapia: Si te está costando mucho seguir adelante, tal vez sea necesario acudir a un especialista. El terapeuta escuchará tus palabras con objetividad sin emitir juicios en tu contra. Debes confiar en la psicología y hacer lo posible para que la situación no pase sobre ti.

 

  • Fe: No olvides buscar tranquilidad dentro de tus creencias. Independientemente de si eres una persona devota o atea, aférrate a los principios que rigen tu proseguir.

 

  • Abogados: Es cierto que en estas ocasiones nadie se encuentra de humor para lidiar con las problemáticas legales. Sin embargo, si la separación es previsible, es buena idea orientarse en cuanto a cómo proceder; de esta manera, tendrás más claridad en caso de que tengas que acudir a la corte por un divorcio contencioso.

 

  • Paciencia: No esperes aceptar una ruptura de un día para otro. Ten en cuenta que la superación es un proceso largo que requiere toda tu disposición. Existen montones de volúmenes de autoayuda que prometen darte la clave para olvidar a tu pareja, pero lo cierto es que no existen soluciones inmediatas.

 

La ruptura matrimonial es vista como un momento de crisis en nuestras vidas. Más allá de percibirla como un problema sin solución, intenta verlas como un ciclo que debe cerrarse para preservar tu bienestar.

Imagen14