motoresdesegundamano-es-1-1

En la actualidad existen prototipos de vehículos autónomos, es decir, que se manejan solos y sin ayuda de un chofer en persona, sino que en base a un sistema o la combinación de varios factores tecnológicos, puedan andar y recorrer distancias y estacionarse simplemente sin ser manejados por humanos.

Serían coches robotizados, porque de alguna manera es un robot que en base a coordenadas y órdenes, ya sean de voz o previamente determinadas, sigan una ruta o destino señalado, sea por medio de satélites, Internet o aplicaciones locales.

Trae variadas ventajas entre las que se encuentran las pocas posibilidades de accidentes de tráfico, podrán ser utilizados por cualquier tipo de personas, entre ellas, los discapacitados visuales, con problemas auditivos o de habla o miembros amputados, facilidad para llegar de forma eficiente a un lugar (no más veloz; sino que pueda decidir y elegir la vía menos congestionada en momentos de mucha concurrencia o la más corta, según lo requerido en determinado momento).

Sin embargo, también existen desventajas de estos automóviles futurísticos, como el hecho de accidentes de tráfico por fallas en uno de sus chips o tarjetas electrónicas y que pudiesen alterar su adecuado funcionamiento.

Imposibilidad de acatar alguna orden por un mal funcionamiento en las aplicaciones. Otra de sus desventajas sería la pérdida de la privacidad, al tener que ser monitoreados vía satélite y en todo momento su destino-dirección y que dicha información tenga que estar a la disposición de otros.

El futuro se presenta inmediato, hace 50 años era imposible pensar en teléfonos inteligentes, computadores portátiles o videollamadas, sin embargo, existieron futuristas que visualizaron de alguna manera los cambios y cosas que se podían tener y utilizar 50 años después.

Los coches autónomos probablemente no requerirán de claxon o bocinas, disminuyendo así  la  contaminación sonora y los servicios de taxis serán de inmediato, quizás una máxima espera de tres minutos o menos, pero seguramente harán que se pierdan grandes cantidades de lugares de trabajo al sustituir cada chofer.

Posiblemente serán híbridos que utilizarán motores combinados gas-eléctrico, gasolina-eléctrico, en fin, se tendría que poner en una balanza las ventajas y desventajas y cuáles serían los aportes a un mundo cada vez más tecnificado, digitalizado y robotizado.

Pero con seguridad seguirán existiendo los coleccionistas y los amantes de coches, así que para ellos en Internet siempre existirán páginas como http://www.motoresdesegundamano.es, que ofrecen  sus productos a todos los que están en búsqueda de motores para la reparación de algún vehículo convencional.