Dirigirse hacia Compostela a través de las rutas del Camino de Santiago primitivo es una de las experiencias más emocionantes en la actualidad, ya que la variedad de vistas y sus hermosos, aunque pocos monumentos la hacen ser una de las rutas más escogidas por los turistas y peregrinos.

Sin embargo, no importa cuán preparado te sientas al salir a esta aventura, si no sabes utilizar las herramientas y elementos que llevarás en tu mochila o no puedes ubicarte en el entorno, entonces te será muy difícil disfrutar del viaje, ya que habrán momentos en los que debas acampar o caminar por las noches.

¿Qué aspectos tener en cuenta?

El Camino de Santiago primitivo sigue siendo una de las rutas menos recorridas por la afluencia de turistas, ya que suele ser uno de los caminos con mayor dificultad, debido a la distancia de recorrido entre los comercios/servicios; sin embargo, es uno de los más interesantes para viajar, y necesitas saber lo siguiente para hacerlo:

  • Antes de comenzar el viaje aprende a utilizar la brújula o el GPS, incluso ambos, y utiliza el mapa de ruta para ubicar tu posición actual, reconociendo algunos aspectos del camino mencionados en el mapa y orientandote con estas herramientas, así sabrás siempre hacia donde debes dirigirte.
  • No olvides jamás llevarte un botiquín de primeros auxilios, no importa que cuente con lo básico para heridas o dolencias pequeñas, lo importante es que cuentes con el para sanar a alguno de tus compañeros de camino o a ti mismo; debes tener antiséptico, curitas, pinzas, entre otros.
  • Aprende a orientarte en la naturaleza con la ayuda de los astros; por ejemplo, si el sol se esconde a tu derecha, entonces tu mirada esta orientada hacia el sur, también puedes probar ubicando la estrella del norte durante la noche; con estos simples aspectos podrás utilizar el camino de forma más eficaz.
  • Si vas a detenertea descansar durante el recorrido, debes buscar un sitio con sombra suficiente para ti o para tu grupo, de esta forma el sol no te dará directo y no estarás propenso a sufrir de una deshidratación o quemaduras en la piel; así mismo, no te quites la ropa a menos que estés bien protegido.

Si decides hacer el Camino de Santiago primitivo, ya sea de noche o de día, ya tienes más información para sentirte cómodo con la naturaleza y el camino, bien sabemos que en las afueras no se encuentran todas esas comodidades que se tienen en la ciudad, como calefacción, electricidad, agua potable y señalizaciones.

bicycle-4522938_640